AMIR nace en España con la vocación de ser una academia de médicos para formar médicos con la máxima calidad en la propuesta educativa y en todos los procesos que rodean la experiencia del alumno con AMIR, innovación en los recursos utilizados, tanto docentes como tecnológicos, y orientación a las personas. Si algo diferencia a AMIR es la preocupación por el alumno: toda la academia está orientada a que el alumno consiga los mejores resultados y a hacer más fácil y fructífero este período tan importante de su vida.

En el 2006 nació AMIR con la necesidad de ayudar a los médicos españoles a acceder a una especialidad por medio del MIR y con la filosofía de ser una Academia diferente, creada exclusivamente por médicos para formar médicos, totalmente enfocada a ofrecer una preparación de calidad y ayudar a los alumnos en un paso tan relevante de su camino profesional.

El MIR es un momento determinante en la carrera de un médico, es el examen en el que no solo se pone a prueba todo el conocimiento que hasta este momento se ha adquirido, sino que sus resultados condicionan la trayectoria profesional, y a veces vital, de cada médico. Es además el gran paso hacia el ejercicio clínico, el Hospital o Centro de Salud y, sobre todo, hacia los pacientes.

Para lograr estos objetivos hemos creado una metodología propia capaz de generar una memoria a largo plazo con una organización en cuatro fases de estudio. Nuestros Manuales y clases son los elementos fundamentales y base de la preparación MIR. Los manuales se realizan buscando la máxima rentabilidad del tiempo de estudio y evitando que el alumno precise ningún otro material externo. En cuanto a las clases, siguen una dinámica práctica y son impartidas por un equipo docente escrupulosamente escogido, con formación específica en el MIR, y con una capacidad de integración y comunicación excepcional que permite descubrir a los opositores otra forma de aprender la teoría. Desde el punto de vista de la técnica de examen, la herramienta fundamental es la realización del mayor número de simulacros posible, algo que permite al alumno enfrentarse al día del examen como si fuera un “simulacro más”. Finalmente, en el ADN de AMIR está también la innovación y mejora continuadas, con un amplio elenco de herramientas y recursos digitales que ayudan y completan la formación.

Pero AMIR es mucho más que esto. Es una gran familia de médicos con una filosofía cercana, en la que consideramos fundamental que nuestros alumnos se sientan parte del equipo, arropados y apoyados de forma personalizada, aunque sea en un momento y entorno de alta exigencia, como es la preparación del examen MIR. Para ello todo el equipo trabaja de forma incansable respondiendo a cualquier necesidad de los alumnos.