Clases teóricas

Las clases están enfocadas en la esencia de cada materia, por tanto, el número de horas impartidas de una asignatura está ponderado en función de la importancia relativa de dicha asignatura. Los conceptos más preguntados o más preguntables, se resuelven las dudas más habituales, los temas más complejos y se amplía información en temas de actualidad que haya sido publicada tras el inicio de cada curso. Por tanto, las clases buscan facilitar, rentabilizar y orientar el estudio. Para detalles más específicos sobre la sistemática de clases en cada Fase de preparación, consulta el apartado de Cursos.

Las clases serán impartidas por profesores especialistas de cada materia y con experiencia en el ámbito de la docencia. Aunque las clases sean largas, son extremadamente dinámicas, fieles al “estilo AMIR” y agruparlas en el menor número de jornadas semanales (una o dos como máximo) es esencial para liberar el mayor tiempo posible para el estudio y la realización y corrección de simulacros. Los profesores utilizan preguntas tipo test para vertebrar las clases, algo que mejora la atención, facilita el seguimiento y ayuda a entrenar preguntas tipo test.